lunes, 9 de diciembre de 2013

6º PROGRAMA: LA EDUCACIÓN DE LA SEXUALIDAD

Hay una materia realmente importante y delicada, relacionada directamente con el ser humano, que es la sexualidad. Y es que llevamos muchos siglos de represión y tabúes, y realmente algo tan básico como la sexualidad nos ha llevado a ir descubriendo poco a poco y sin una adecuada formación e información nuestra propia sexualidad.
Por ejemplo, en una etapa tan crítica como es la adolescencia, en la cual se produce el gran despertar de nuestra madurez emocional y sentimental, pero también es una etapa que está llena de miedos e inseguridades.




Cuando hablamos de educación sexual en nuestra sociedad, ésta se limita a la enseñanza de los órganos reproductores del hombre y la mujer, la orientación sexual, las relaciones sexuales, la planificación familiar y el uso del preservativo, el sexo seguro, la reproducción, los derechos sexuales y la salud sexual.
Pero, ¿ es esto suficiente? ¿Dónde aprendemos a desarrollarnos como individuos sexuales, a plantear nuestras emociones e inquietudes, o a algo tan básico y necesario como a trabajar nuestra autoestima?

Sigmund Freud, el Padre de psicoanalisis, hace casi un siglo, ya descubrió la presencia de manifestaciones y deseos sexuales de los niños  desde la más temprana infancia, Y hoy en día, aunque la educación sexual  ocupa espacios en muchas escuelas y centros escolares, este espacio debería de ser cada día mayor.

Es importante empezar a educar desde la más tierna infancia, ya que el desarrollo de la sexualidad humana empieza con el contacto físico, cuando los bebés son sostenidos y acariciados. Eso es necesario y natural que ocurra.
La sexualidad es un aspecto natural en los seres humanos, una función de la persona como comer, caminar, leer, estudiar, etc. Y como tal, debe ser un tema tratado con naturalidad, honestidad, cariño, y debe tener su propio espacio dentro del proceso educativo del niño.
Pero hoy en día, y cada vez más temprano, los niños están más expuestos al descubrimiento de la sexualidad, pero desde un punto de vista complicado para ellos, y muchas veces, que no consiguen entender. 
Las malas influencias hacen que crezcan con ideas equivocadas y perjudiciales acerca de la sexualidad. Por eso, está en manos de la familia y de la escuela evitar estas malas influencias y educar desde una perspectiva abierta la sexualidad.


Principalmente, debemos intervenir, participar, ayudar, en el proceso de desarrollo personal de las personas, en el desarrollo de los valores básicos como son la socialización y convivencia y respeto hacia los demás. El objetivo principal de la educación sexual debe ser “lograr la identificación e identidad sexual de la persona y capacitarle para que cree sus propios valores y actitudes que le permitan realizarse y vivir su sexualidad de una manera positiva, consciente y responsable dentro de su cultura, su época y su sociedad”.

¿ Qué tenemos que trabajar en la educación sexual?? Contenidos para educar sexualmente a niños y adolescentes:
-          Conocimiento del cuerpo y de nuestro origen.
-          Relación con los otros.
-          Conocimiento y cuidado del cuerpo.
-          Relación con los otros y construcción de la identidad.
-          Los derechos y valores de las personas.
-          La construcción de la identidad.
-          Relación con los otros y con la cultura.
-          Situaciones que influyen en la manera de pensar sobre uno mismo.
-          Las bromas y los dichos populares discriminatorios.
-          Las ideas y mensajes de los medios de comunicación acerca de la imagen corporal y los estereotipos.
-          La tendencia a igualar y anular las diferencias.
-          Trabajar los miedos, inquietudes, inseguridades de cada uno.

Vamos a poner un ejemplo práctico: imaginaos que si  queremos trabajar el valor de la diversidad, como puede ser el derecho a poder vivir tu propia preferencia sexual ( heterosexualidad, homosexualidad o bisexualidad).

Una forma de ir desarrollando ese valor sería:
   1 - Poniendo unas normas en el lenguaje ( como por ejemplo no usando chistes ni vocabulario discriminatorio).
2-      Normas en el comportamiento: como el respeto y trato igualitario.
3-      Trabajando el campo de las actitudes: conociendo realmente cuáles son las preferencias sexuales y reflexionando sobre los estereotipos, creencias y la homofobia.
4-      También sería muy interesante plantear preguntas anónimas de los alumnos e ir respondiéndolas todos juntos.
5-       Sentimientos, miedos e inquietudes que pueden plantearse las personas, analizarlas entre todos, aprender a canalizar y liberar esos miedos.

Por último, aquí os dejamos el link para que podáis ver el vídeo sobre el que estuvimos debatiendo en el programa, ya que, al parecer, es un vídeo que ha causado indignación entre los padres de una escuela en Chile.¿ Qué opináis vosotr@s? 



No hay comentarios:

Publicar un comentario