sábado, 19 de octubre de 2013

La sexualidad después del cáncer de mama

La sexualidad después del cáncer de mama

Foto: Thinkstock/GettyImages

  • Cambios físicos, hormonales y psicológicos afectan la salud sexual de las parejas que atraviesan por este doloroso proceso


La sexualidad dentro de una pareja es básica, parte fundamental de la vida, ¿pero? ¿qué pasa cuando la armonía sexual se rompe a causa del cáncer de mama? Evidentemente es lo último en lo que piensan las mujeres tras las radiaciones y quimioterapias pero, lo cierto es que sí es algo que se ve afectado por la enfermedad, y puede ser un detonante más que merme la salud física y emocional de los involucrados. 

¿Qué puede hacer una pareja  para no perder su erotismo durante este doloroso proceso?

No es imposible. Muchas parejas logran recuperar su sexualidad durante y después de los tratamientos, lo importante es conocer las reacciones físicas y psicológicas que se llevan a cabo durante  el desarrollo de la enfermedad. Y sobre todo, contar con el apoyo de la pareja. Vayamos por partes.

Consecuencias físicas que afectan el erotismo

Muchas mujeres que están en este periodo ven disminuido su apetito sexual. Los tratamientos hormonales y quimioterapias producen cambios físicos como amenorrea (supresión del periodo menstrual), lo cual se traduce en trastornos de sueño, alteraciones emocionales y poca lubricación vaginal. También es posible que exista dolor durante el coito o disminución para alcanzar el orgasmo.

Sin embargo, la buena noticia es que existen estudios que demuestran que un año después de la cirugía es posible que vuelva la capacidad de lubricación vaginal y las sensaciones genitales normales, en la mayoría de las mujeres. Después de la mastectomía pocas mujeres experimentan dolor en el tórax y los hombros, en este caso se deben evitar posiciones en las que el peso descanse en el tórax y los brazos. También se pueden usar almohadas como soporte.

Situación emocional

La ansiedad, estrés y depresión durante esta etapa también afectan la libido. La mujer experimenta sentimientos de pérdida del atractivo físico. Además, tras la mastectomía es común que llegue a sentirse incómoda con su cuerpo: "Las mamas para una mujer son símbolo de enorme feminidad.  Es una zona de placer. Con la mastectomía viene un fuerte rompimiento psicológico", comentó para Esmas la periodista especializada en sexualidad, Elsy Reyes.

Retomar las relaciones sexuales lo más pronto posible sirve incluso como terapia para la recuperación:   "Lo importante es salvar la vida pero sin dejar de lado esa parte que es fundamental. Es decir, las mujeres que atraviesan por el cáncer de mama deben tener en cuenta de eso no les quita su valor como mujer y como amantes", dijo Reyes.

En la cultura occidental los senos son parte esencial de la belleza y la feminidad, al ser extirpado es normal que la mujer se sienta insegura y piense que su pareja no volverá a encontrarla sexualmente atractiva.

Algunas mujeres siguen sintiendo sensibilidad en la zona y disfrutan mucho que les toquen el área, incluso la cicatriz. Otras, por el contrario, les disgusta que se acerquen y prefieren posiciones en las que el seno ausente no sea tan visible.


¿Qué hacer?

No permitas que este tema se convierta en tabú en tu relación, por el contrario, habla del tema con tu pareja. Derriba las barreras que impiden que veas el sexo con naturalidad, practícalo, verás que entre mayor confianza tengas, tus relaciones sexuales serán más satisfactorias.

Dale ánimo a tu pareja pero comprende que sólo ella sabe cuándo volver al ruedo, no trates de obligarla. Es natural que necesite tiempo. Hazle saber que estás dispuesto a explorar nuevas formas de placer, dale ideas de cómo podrías acariciarla. El sexo no es solo genital, utiliza los cinco sentidos para que reanude su erotismo lo más pronto posible.

Existen lubricantes que pueden ayudar muchísimo si existe falta de lubricación. La palabra clave es la paciencia. Ambos se sentirán inseguros. A veces la pareja teme hacerle daño a ella y por eso se distancia. Paradójicamente esto es interpretado por la mujer como que la pareja ya no la desea y resulta contraproducente.

"Por desgracia existen muchos rompimientos de pareja en la etapa post operatoria.  El apoyo de la pareja es imprescindible. Sí, es una etapa profundamente dolorosa pero también es un buen momento para encontrarse con ellas mismas y revalorarse como mujeres", aseguró Elsy Reyes.

El tema es complejo: "La mayoría dicen que lo último que quieren en ese momento es tener sexo, algunas no dejan que su pareja las vea desnudas siquiera. Sin embargo, es necesario que se den cuenta de que la cicatriz de la mastectomía es una herida de guerra y deben sentirse orgullosas de ser unas guerreras", finalizó la experta.


Por: Luz Carmen Meraz |Fuente: esmas.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada