jueves, 3 de octubre de 2013

EL SECRETO PARA MANTENER EL DESEO SEXUAL CON TU PAREJA: SER LA PAREJA QUE QUIERES SER


En un seminario de sexología al que acudí hace años, escuché una anécdota que me llamó la atención:

“Había una pareja de recién casados que ponía una moneda en un frasco cada vez que tenían relaciones sexuales durante su primer año de matrimonio. A partir del segundo año, la pareja sacaba una moneda cada vez que tenían relaciones sexuales. Cuentan que la pareja nunca volvió a tener suficiente sexo como para vaciar el frasco”.

Esta historia la utilizó el ponente como metáfora para decirnos que el deseo disminuye en el transcurso de una relación. Mi experiencia como coach sexual y de pareja me lleva a cuestionarme lo siguiente: ¿Es cierta esta creencia? y ¿lo es para todo el mundo?

Muchos son los estudios científicos que demuestran que el deseo sexual y la frecuencia de las relaciones disminuyen con el transcurso de la relación. Incluso hay un estudio (Johnson y otros, 1994) que llegó a demostrar una correlación entre la frecuencia sexual y la duración de la relación más alta que la correlación entre la frecuencia sexual y la edad. Lo que indica que tengan la edad que tengan los miembros de la pareja al iniciar su relación, habrá un constante declive en su deseo sexual.

¿Están abocadas todas las parejas que quieren el “juntos para el resto de nuestras vidas” este final tan poco “deseable”?. ¿Hemos de resignarnos y aceptar que la pasión en nuestras vida de pareja es cosa del pasado? Por suerte no todas las parejas quieren hacer suya esta “profecía” y que sea éste, el final de su historia.

Desde hace varios años, estamos aplicando el coaching teleológico para acompañar a parejas que quieren que su vida sexual sea apasionada, llena de complicidad y comprometida. Desde este modelo de intervención ponemos en el centro del escenario dos preguntas:


Definir la pareja que quieren ser y los objetivos que se marcarán para llegar a serlo, será la brújula que guiará los pasos del proceso. Mantener vivo el deseo será una de las consecuencias de ser la pareja que quieren ser, nunca el objetivo del proceso.

En muchos procesos de coaching, la pareja manifiesta su falta de deseo como el motivo por el cual han acudido al Institut Gomà. Cuándo les preguntamos cuál es el objetivo del proceso su respuesta acostumbra a ser: “tener más pasión, más frecuencia de relaciones..”. Es frecuente que muchas parejas no logren su objetivo por estar mal definido. “Tener más pasión o mayor frecuencia de relaciones” no será nunca el objetivo del proceso sino el resultado o consecuencia de ser la pareja que quieren ser. Para ello será vital definir qué pareja quieren ser: queremos ser una pareja cercana y divertida. ¿Cómo lograr ser una pareja cercana y divertida? Cuando la pareja se centra en qué pareja quiere ser podemos acompañarla a definir los objetivos: ¿Qué harás para divertirte con tu pareja? ¿Cómo quieres acercarte a tu pareja? ¿Cómo lograr una relación más profunda?

En el modelo de intervención que realizamos, el profesión centra la conversación para que la pareja avance en el objetivo del proceso y en el objetivo de cada etapa, siempre mirando hacia el futuro y con la finalidad de ser cada día la pareja que quieren ser, aquella que les dará los resultados que desean. Este modelo ayuda a la pareja a tomar conciencia de sus objetivos. Habiendo definido los objetivos ellos mismos determinan y definen el plan de acción que realizarán o el punto de vista desde el que quieren enfocar su relación, es decir toman conciencia de sus prioridades y del coste que tiene para ellos y para la relación alejarse de estas prioridades. Por ejemplo si quiero ser una pareja divertida, puedo decidir enfocar las circunstancias de manera positiva ya que si las enfoco desde la queja nuestra relación no será divertida. Si quiero ser una pareja divertida buscaré de manera proactiva salir de la monotonía y de la rutina. Si quiero ser una pareja divertida aprenderé a poner chispa cuando estoy a solas con la pareja en lugar de buscar divertirme solamente con los amigos. Los miembros de la pareja toman consciencia de que en función de que decisiones tomen, lograrán unos resultados u otros. Y lo más importante, descubrirán que son libres de elegir y que no son las circunstancias las que gobernarán su vida sexual.

Según nuestra experiencia práctica, aquellos clientes que han definido de manera clara sus metas u objetivos y están orientadas a su logro, como resultado experimentan mayor deseo y frecuencia de relaciones sexuales y además son capaces de mantenerlas, en contra de aquellas personas que no pueden ser conscientes de su meta y de los objetivos que los acercan o alejan de ella.

¿Qué relación existe entre un proceso de coaching centrado en objetivos de futuro y el mantenimiento del deseo sexual?

    Cuando las personas se centran en los beneficios que pueden obtener de ser la pareja que quieren ser, también se centran en los beneficios de mantener relaciones sexuales.

    Las personas que buscan compartir experiencias positivas suelen ser personas que vinculan las relaciones sexuales a algo positivo, que las acerca a su pareja y que los hace felices.

¿Cómo te sientes en los momentos (horas, días o semanas) que te centras en un conflicto de relación? ¿Cómo anda tu deseo de relaciones sexuales?  Probablemente tu foco de atención es buscar argumentos para criticar a tu pareja, quejarte o distanciarte y esto va erosionando tu deseo de mantener relaciones sexuales. ¿Cómo te sientes los días que todo fluye, que te sientes bien, que quieres compartir experiencias positivas con tu pareja? Seguramente estas reflexiones darán sentido a lo expuesto anteriormente.

Para todas aquellas parejas que estéis vaciando vuestro frasco, tal vez es el momento de centraros en los aspectos positivos de la relación, definir qué vida de pareja queréis lograr y concretar que habéis de priorizar para que así sea, ya que puede ser precisamente lo que necesitáis actualmente para poner (y mantener) “burbujas” en la relación.

Si tenéis dificultades para lograrlo por vosotros mismos, quizá es el momento de buscar el acompañamiento de un coach para lograr los cambios que os lleven a lograr vuestros deseos.

¿Qué factores influyen a la hora de desear sexualmente a tu pareja?

¿Cómo te podría ayudar lo expuesto en este artículo?

¿Conoces otros factores que puedan ayudar a mantener el deseo sexual?



Referencias:

Gomà, H.(2012). Deseo, sexualidad y placer. Artículo y video-conferencia en el marco de las VI Jornadas de Sexualidad Institut Gomà.

Impett, E., Strachman, A., Finkel, E., & Gable, S. (2008).Impett, E., Strachman, A., Finkel, E., y Gable, S. (2008). Maintaining sexual desire in intimate relationships: The importance of approach goals.


No hay comentarios:

Publicar un comentario