martes, 21 de mayo de 2013

Sexo Karezza, placer sin orgasmos



Al sexo que deja el orgasmo al margen o, lo que en este caso es lo mismo, que no busca provocarlo, se llama Karezza. ¿Cómo, y esa palabra tan rara? No, en realidad el término Karezza no es tan extraño: viene de la palabra italiana carezza, que significa caricia, lo que nos da una clara pista sobre su esencia.

La prioridad de este tipo de relación sexual, por lo tanto, evitar el orgasmo, no es alcanzar el clímax o, al menos, no en el sentido habitual de la expresión, sino más bien alcanzarlo de otro modo, mucho más tierno y sin centrarse en la excitación de los genitales ni en el objetivo de tener un orgasmo.

Su práctica está pensada para disfrutar de una sesión de caricias, besos o masajes dados de forma cariñosa, con delicadeza, encontrando el deleite en el encuentro físico como objetivo en sí mismo. Fácilmente, por lo tanto, habrás tenido en alguna o en numerosas ocasiones sexo Karezza sin saberlo, de forma espontánea.

Mejora la vida sexual

El sexo Karezza prioriza la sensualidad y la fuerza de las miradas, la respiración acompasada y, en general, una experiencia en la que los sentidos llegan muy lejos. ¿Pero, cómo controlar el orgasmo? Es sencillo: practicando, aunque en realidad no hay que evitarlo sí o sí, simplemente no es lo que se persigue, si bien los manuales aconsejan hacerlo para conseguir ese despertar de los sentidos, ese acercamiento.


Por lo tanto, no se trata de retrasar el orgasmo, en plan sexo tántrico, sino de sentirse libre a la hora de actuar, sin dejar de acariciarse mutuamente todo el cuerpo de forma suave, sin hablar y mirándose, escuchando los latidos de los corazones, sonriendo, abrazándose, practicando el sexo oral o, por ejemplo, dándose masajes con aceites o cremas.

En ocasiones, su práctica mejora la disfunción eréctil y de eyaculación precoz. También puede ser realmente útil para parejas que quieran reencontrarse, reforzar sus vínculos afectivos o, por qué no, es interesante como forma de alargar los preliminares e incluso ayuda a tomar confianza antes de perder la virginidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada