miércoles, 29 de mayo de 2013

5 FANTASÍAS SEXUALES PARA SUBIR VUESTRA LIBIDO



El cambio para mejorar tus relaciones sexuales no tiene por qué producirte ningún tipo de miedo o complejo. Muy a menudo, las fantasías más sencillas son las que más suelen gustar a los chicos. ¡Pero no te agobies si no sabes cómo! Con los trucos que te descubrimos y, sin mucho esfuerzo por tu parte, conseguirás sacar de él todo su potencial sexual.

Quitarle la ropa, hacer realidad sus deseos e incluso la dominación podrían ser las fantasías más comunes que nos vienen a la mente. Sin embargo, existen maneras más fáciles de conseguir no estar tan pendiente de lo que él desea y centrarte también en tu propia satisfacción. ¡Y todo al mismo tiempo!

Es muy sencillo: pon tus preocupaciones a un lado y prueba nuevas experiencias con tu chico. Un poco de creatividad extra en los juegos sexuales dará un nuevo impulso a tu relación.

A continuación, te damos las pautas sobre cómo realizar las cinco fantasías sexuales de tu pareja.


1. ¿ Qué hay debajo de la gabardina?
Enfúndate en un abrigo que te llegue hasta la rodilla y debajo ponte sólo un conjunto de ropa interior sexy. Recuerda que el negro con encajes es una de las apuestas más seguras para seducir a un hombre.

Una vez que entres en casa, saluda a tu chico de manera juguetona y quítate el abrigo como si se tratará de un descuido. Es importante mantener el contacto visual para que cuando te hayas desprendido del abrigo, tu chico se quede con la boca abierta
.

2. Olvídate de la cama, busca un sitio distinto
Para romper con la monotonía de practicar sexo en el dormitorio, es necesario que pienses en lugares poco habituales como la encimera de la cocina, una silla, sofá e incluso en la bañera. 

Tanto tu chico como tú, os enfrentareis a una situación nueva, lo que hará que incremente vuestro apetito sexual. El reducido espacio os puede llevar a probar nuevas posiciones y descubriréis nuevos puntos de placer que hasta ahora desconocíais. El asiento de la ventana, la mesa de la cocina o el cuarto de baño os proporcionarán a tu chico y a ti nuevas
experiencias sexuales.
 3. El control es tuyo
Olvídate de que es el hombre el que debe tener el control de las relaciones sexuales. Es necesario que asumas una posición más proactiva, aportando nuevas ideas y realizando no sólo sus fantasías sexuales, sino también las tuyas propias.

¡Las fantasías de una mujer también existen! Así, lograrás que él sea tu juguete y sólo tú te hagas cargo del movimiento. Si a ello añadimos unas palabras de satisfacción, lograremos que tu chico se vuelva loco y quiera darte el máximo placer. Entonces, ahí tomará el mando que en un primer momento tú asumiste. 

4. Una pequeña lucha
Intenta escaparte de su garras y dile que no estás interesada en tener sexo en ese momento (no olvides la sonrisa y el brillo en los ojos para que capte la indirecta). Estáis a punto de mantener una relación sexual, así que mantenlo a raya y hazle ver que en cualquier momento puedes cambiar de opinión.

Frases como
"¿Qué estás haciendo?". O "eres malo" en tono sensual te asegurará que se esfuerce lo máximo por sacar todo su potencial sexual.

5. Vuestra imagen en un espejo
Ten presente que el tener un espejo cerca mientras practicas sexo tendrá consecuencias muy positivas tanto para ti, como para tu pareja. Verlo desde distintos ángulos y “en acción” incrementará tu deseo.

El espejo sirve para muchas parejas como punto de apoyo en la búsqueda de nuevas posturas, así como para mejorar las que ya conocen. Mirar a tu pareja desde nuevas perspectivas te aporta una imagen completamente renovada de la misma.

Fuente: www.cosmopolitan.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada