miércoles, 7 de noviembre de 2012


La importancia de la Educación Sexual

Escrito por Natalia Domínguez el Miércoles, 31 Octubre 2012 Publicado en Sexología Lecturas: 71
EL TRÁNSITO DE LA SEXUALIDAD MASCULINIZADA A LA PREOCUPACIÓN DE LA MUJER POR TENER UNA VIDA SEXUAL SATISFACTORIA REQUIERE, TODAVÍA, UNA BUENA EDUCACIÓN AFECTIVO-SEXUAL.
En nuestra sociedad actual se acepta de una manera natural el papel tan importante que cumple la sexualidad entre las personas, sean hombres o mujeres indistintamente, algo que hace unas generaciones era impensable puesto que la cultura del patriarcado ejercía una fuerte influencia en la concepción de la sexualidad. Una sexualidad masculinizada que entendía que la mujer vivía su sexualidad centrada en la reproducción sin posibilidad de disfrutar de ella, mientras que al hombre se le abrían las puertas al placer y a la capacidad de disfrutar sexualmente. Afortunadamente esto ha cambiado, y tanto hombres como mujeres se muestran receptivos hacia una misma finalidad: disfrutar sexualmente.
En la actualidad vemos como las demandas que nos llegan a consulta de sexología han cambiado, antes era el hombre el que se acercaba a nuestras consultas preocupado por su virilidad, en gran parte de las ocasiones asociado a la necesidad de excitación y mantenimiento de la erección. Es decir, el hombre consideraba que unas relaciones sexuales satisfactorias debían estar centradas en su erección. Esto llevaba muchos estereotipos e ideas preconcebidas, como por ejemplo el coitocentrismo, centrar las relaciones sexuales en el coito, sin prestar demasiada atención a los juegos eróticos dentro de la relación de pareja, también vemos claramente en ello cómo el poder en el hombre se centraba en el falo (el pene) y que de ello dependía su identidad masculina y satisfacción consigo mismo; otra de las ideas que de ello se derivan es que si esto funcionaba lo demás también… y ¿cómo se solucionaba normalmente esto? Pues de la manera más rápida y eficaz que el hombre consideraba, tomándose una pastillita para la potencia sexual si consideraba que iniciar una terapia sexual le iba a conllevar mucho tiempo.

La mujer cada vez más interesada en tener una vida sexual satisfactoria

Ahora es la mujer nuestra demandante principal, es ella la que cada vez se muestra más preocupada por tener una vida sexual satisfactoria, y por ello no duda en consultarnos cuando percibe algún cambio en su sexualidad o quiere mejorar su respuesta sexual. Muchas de estas mujeres se dan cuenta de que necesitan ayuda cuando quieren tener hijos y no son capaces de tener una relación sexual con penetración, esto puede ser causa de un vaginismo o una dispareunia entre otras posibilidades, lo cual requiere un previo diagnóstico por parte del especialista en sexualidad. Otras se encuentran preocupadas porque no son capaces de disfrutar de un orgasmo, bien porque nunca lo han tenido o bien porque les cuesta alcanzarlo, es decir, de origen primario o secundario. Cuando la mujer entra en la etapa de la menopausia observamos un aumento en la cantidad de demandas que se producen con motivo de los cambios que se suceden en ellas, no sólo a nivel fisiológico, sino en su respuesta sexual. Sobre todo son quejas acerca de la falta de deseo, de dolores en la penetración, ante la falta de respuesta orgásmica… y todo ello tienen una influencia directa en su autoestima, en cómo la mujer se ve a sí misma, que en muchas ocasiones deja de gustarse, lo cual se traduce en un distanciamiento en su relación de pareja, puesto que el otro no siempre entiende qué es lo que está sucediendo y si la falta de comunicación hace presencia, es cuando puede ocurrir un distanciamiento o una crisis en ellos.

Trabajo para el psicólogo: la parte amorosa, la comunicación y la sexualidad

Muchas relaciones de pareja se ven gravemente dañadas por una incapacidad de disfrutar sexualmente que puede generarles problemas de comunicación en pareja o al contrario, los problemas que sufre una pareja en otras áreas pueden afectar de una manera importante a su sexualidad. Con lo cual, en un gran porcentaje de terapia de pareja, no sólo tendremos que trabajar la parte amorosa y de comunicación, sino también la sexual, de ahí la importancia de que un psicólogo o especialista, esté bien formado en sexualidad. Una relación de pareja debemos entenderla como interacción no sólo de la pasión, sino también del compromiso e intimidad. No tienen por qué darse los 3 en la misma intensidad, sino que una parte puede tener más peso que la otra, pero si alguna de ellas se viera afectada de manera importante, podría verse reflejada en las otras, y cuando una pareja no está dispuesta a perder la fuerza en cualquiera de ellas es necesario trabajar desde la terapia de pareja incluida el área sexual.
Tras la revisión de estudios y trabajos realizados por expertos, destaca que más de un 50% de las mujeres no conoce ni la fisiología ni el funcionamiento de las partes más básicas de su zona íntima, y sólo el 20% conoce las partes del cuerpo que participan en la respuesta sexual,según una encuesta realizada a 150 mujeres entre 25 y 55 años desarrollada por centradaenti deTENALady.

La necesidad de la educación

Todo esto nos indica la gran necesidad de una buena educación afectivo-sexual que tanto mujeres como hombres deberíamos recibir desde edades tempranas, una educación que  actualmente se está trabajando desde los centro de enseñanza, impartidos por profesionales de este campo, psicólogos, sexólogos, educadores… Y nosotros como especialistas en sexualidad cumplimos un papel fundamental como trasmisores de estos mensajes y esta enseñanza, empezando por desmitificar tantas ideas erróneas mantenidas entre los más jóvenes y no tan jóvenes. Estar preparados para poder impartir una buena educación afectivo-sexual es algo que aprendemos en una formación en sexología de calidad, como es la que desde la AEPCCC llevamos a cabo, en la cual contamos con amplio equipo docente que se dedica de manera profesional a trabajar la Sexología y Terapia de Pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada