lunes, 12 de noviembre de 2012

11º PROGRAMA: EL ORGASMO


EL ORGASMO


El orgasmo proviene del griego « orgh »: desear ardientemente. Llega de repente, tras una fase de excitación y dura unos pocos segundos. 


Es el placer más intenso que un ser humano pueda sentir. Este maremoto sensual está seguido de un periodo de relajación, de satisfacción y de sosiego.


¿Cuáles son las manifestaciones físicas del orgasmo en el hombre y la mujer? 

- En el hombre: eyaculación y contracción de los músculos del perineo. 
- En la mujer: el clítoris se retrae; la vagina, el perineo y el útero se contraen y los pezones se ponen en punta. Algunas pocas mujeres también pueden segregar un líquido blanquecino durante el orgasmo.

El placer físico tiene como resultado la secreción de endorfina, una sustancia que aporta una sensación de relax y bienestar, que como dijimos, también liberamos endorfinas al hacer deporte, comer chocolate y cuando estamos enamorados.

Masters y Johnson ( ginecólogo y psicóloga) y su obra “Respuesta sexual humana” fue considerada una de las principales investigaciones para entender el funcionamiento fisiológico del cuerpo humano en sus momentos más íntimos. Propusieron un modelo de respuesta basado en 4 fases: excitación, meseta, orgasmo y resolución.

FASE DE EXCITACIÓN 
EN EL HOMBRE: Erección del pene, Engrosamiento de los testículos, elevación de los testículos, erección del pezón…
EN LA MUJER: Lubricación vaginal, erección del clítoris, erección del pezón, engrosamiento de los labios mayores y menores…

FASE DE MESETA
EN EL HOMBRE: Secreción de las glándulas de Cowper, preeyaculación, incremento de la tensión muscular, aceleración del ritmo cardíaco, aceleración de la respiración…
EN LA MUJER: Vasodilatación del primer tercio externo de la vagina, aumento del color de los labios menores, incremento de la tensión muscular , aceleración del ritmo cardiaco…

FASE DE ORGASMO EN EL HOMBRE: Eyaculación, contracciones del esfínter anal.
EN LA MUJER: Contracciones del útero y del cuello vaginal, contracciones del esfínter anal.

FASE DE RESOLUCIÓN
EN LA HOMBRE: Periodo refractario.
EN LA MUJER: Disminución lenta de la congestión pélvica pudiendo volver a la fase de orgasmo.

Más tarde, este modelo fue modificado por Kaplan ( 1979) quien añadió el concepto de “deseo” como fase previa a la excitación, y suprimió la fase meseta: deseo-excitación-orgasmo-resolución.

También es importante mencionar, como ya sabréis, que no todos los orgasmos son iguales en cuanto a intensidad y duración, también varía en tiempo que se pasa en cada fase. Algunos llegan casi sin enterarte y otros… son extremadamente placenteros…

Después de haber explicado un poco que es el orgasmo y las fases que tiene, es importante mencionar también el famoso punto “G”. 

El Punto G, es una pequeña zona del área genital de las mujeres que se encuentra detrás del pubis y alrededor de la uretra. Más o menos a una distancia de entre 2.5 y 7.6 centímetros desde la abertura vaginal y la uretra, hasta la parte anterior de la pared vaginal. Aunque aún hay desacuerdos en cuanto a su localización exacta y en cuanto a que exista realmente como una estructura anatómica distinta. También está la hipótesis de que se trata de una extensión del clítoris. Lo que sí está más claro es que se trata de una zona muy sensible. Algunas mujeres comentan que es un área erógena que, una vez estimulada puede llevar a una excitación sexual muy fuerte y a orgasmos muy poderosos. 



Los hombres tienen el punto “P”, de Próstata, porque es precisamente allí donde el hombre logra su mayor estimulación. La próstata es un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides.

Algunos hombres heterosexuales suelen negarse a este placer, por prejuicios, porque creen que la estimulación anal es exclusiva y reservada para los homosexuales. Pero obviamente, no es así y además, la estimulación de esta zona es muy placentera. De todas formas, hay una forma de estimular el punto “P” externamente, que es presionando o masajeando la zona del periné, esta es la zona que va desde el ano hasta los testículos. En esta zona existe una gran cantidad de terminaciones nerviosas que la hacen muy sensible y erógena. Pero, la presión no debe ser muy fuerte porque en vez de placer, puede producir molestia.

A TENER EN CUENTA: 

- No es necesario terminar siempre los encuentros sexuales con una eyaculación.
- El orgasmo no es obligatorio.
- La eyaculación y el orgasmo son 2 procesos diferentes.
- Cada persona expresa su orgasmo de manera diferente, no todo el mundo gime o chilla, otros lloran o lo hacen en silencio…


No hay comentarios:

Publicar un comentario